1. Factores ambientales

1.1. Temperatura ambiente La temperatura ambiente por encima de la zona termoneutra ejerce una influencia negativa sobre el apetito. El nivel de reducción de la ingesta puede ser más o menos intenso dependiendo de otras circunstancias como la hora del día, etc. El consumo de pienso disminuye 1 g por cada grado que la temperatura ambiente supera el nivel de confort y por cada kilogramo de peso vivo.

1.2 Humedad.La humedad relativa alta tiene un efecto mucho más negativo sobre el consumo y la conversión en condiciones de temperaturas altas que bajas.

1.3 Velocidad del aire. La ventilación baja provoca acumulación de gases tóxicos (CO2, SH4, CH4 o NH3) y polvo, reduciendo el consumo de pienso.

2. Factores físicos

2.1 Densidad animal: A partir del momento en que el cerdo se enfrenta a una temperatura superior a la neutralidad térmica, el aumento de superficie por animal repercute en un aumento del consumo y una mejora de la conversión.

2.2 Comederos: número y espacio lineal Conforme aumenta el número de comederos se incrementa el consumo en cerdos alojados en grupos grandes. Así mismo, la reducción del espacio lineal de comedero por cerdo disminuye el consumo.

3. Factores sociales

3.1 Tamaño del grupo El tamaño del grupo no tiene un efecto muy consistente, existiendo contradicciones entre autores, aunque se detecta un empeoramiento de la conversión a medida que aumenta el tamaño del grupo.

3.2 Mezcla de lotes El reagrupamiento de cerdos reduce el consumo y empeora la conversión; aunque este es un factor estresante transitorio, que desaparece con el tiempo.

4. Factores fisiológicos

4.1 Estado sanitario Durante los procesos infecciosos, las hormonas anabólicas se encuentran inhibidas, apreciándose una reducción del consumo y de la conversión en cerdos con una alta activación del sistema inmunológico.

4.2 Edad A medida que el cerdo crece aumenta el consumo de pienso y empeora la conversión.

4.3 Genética Cuando la selección genética se efectúa con especial hincapié en la obtención de canales magras y en la mejora de la conversión, el consumo se reduce.Los cerdos de genotipo mejorado tienen menos apetito que los cerdos sin mejorar, debido a la disminución de su capacidad intestinal y a la variación en los niveles de las hormonas relacionadas con la saciedad, como la CCK-8 (colescistoquinina).

4.4 Sexo Las hembras presentan un menor consumo que los machos, y éstos menos que los castrados.

5. Factores nutricionales

5.1 Volumen del alimento El volumen de la dieta puede ejercer un cierto efecto en el rendimiento, a través de limitaciones del apetito La viscosidad o la capacidad de retención de agua de determinadas materia primas deberían ser usadas para predecir el consumo de pienso.

5.2 Contenido y balance de los nutrientes de la dieta Cuando la disponibilidad de la energía en la dieta es reducida los cerdos intentan compensarla comiendo más pienso, pero hasta cierto nivel, ya que la propia ingesta está limitada por la capacidad física de ingestión, o el resto de nutrientes que son consumidos en exceso.

5.3 Contaminantes de la dieta La presencia de micotoxinas en el pienso reduce el consumo.

5.4 Acidificantes a la dieta Los ácidos orgánicos de cadena corta (AOCC) provocan un aumento de la ingesta del pienso y mejora del índice de conversión.

5.5 Forma de presentación del pienso La granulación reduce el consumo pero mejora la conversión. La alimentación húmeda mejora la ingesta con respecto a la alimentación seca.

5.6 Características organolépticas Los cerdos muestran preferencia por alimentos dulces, cereales laminados, aceites, leche fresca o en polvo.

5.7 Disponibilidad del agua de bebida En condiciones de estrés térmico la ingesta de agua contribuye a rebajar el efecto negativo de las altas temperaturas sobre el consumo voluntario.

Autor: Quiles, A. Departamento de Producción Animal. Universidad de Murcia.
Fuente: http://www.3tres3.com

Enseñamos la entrevista realizada por Ferber Cons al propietario de Granjas Ciprés en Erla. Se trata de una nave de cebo de cerdo especialmente climatizada mediante un sistema llamado “cooling“. La granja de cerdos cuenta con sistemas de climatización consistente en humidificadores y sistemas de ventilación automática.


Y estas son las preguntas que se hicieron al propietario de la explotación ganadera

Puede leer más información sobre las características de esta obra en Cómo es la última granja de cerdos climatizada construida por Ferber Cons en Erla.

A la vista de la legislación obligatoria sobre Bienestar Animal, los ganaderos temen sufrir una serie de problemas, conocidos ya hace décadas, cuando las cerdas se alojaban en grupos, y que tenían resueltos con las instalaciones actuales. En la elección del sistema tendrá un peso importante su eficacia a la hora de minimizar estos problemas:

1.- Los abortos: Se presumen un mayor número de abortos con estos sistemas en relación a las jaulas. Las cerdas llegan con gestación de 4 semanas confirmada a las cochiqueras. Los abortos normalmente no se detectan y la cerda aparece vacía al salir el lote a maternidad.
2.- Los problemas de aplomos: las cerdas se mueven en zonas emparrilladas y pueden sufrir heridas, fundamentalmente en pezuñas y rodillas que dan lugar a dolor y cojera, y que pueden infectarse produciendo inflamaciones purulentas.
3.- Las cerdas delgadas y castigadas: podemos tener en el lote alguna cerda más delgada y que sufre un mayor estrés como consecuencia de la competitividad y las peleas a que son sometidas por las cerdas dominantes.

Una nueva forma de trabajo en gestación
: En las instalaciones actuales, la sección de gestación se vigila de forma muy somera y se le dedica poco tiempo. Las cerdas están bloqueadas y con distribución automática de pienso y agua. Las ocupaciones más importantes son conseguir un buen estado de carnes al parto mediante la observación visual de los animales y la dosificación de la ración y vigilar las posibles infecciones genitourinarias mediante una inspección rutinaria. Con las cerdas en grupo, deberemos pasar más tiempo en la sección de gestación y en muchos casos cambiaremos la forma de relación con los animales ya que tendremos que entrar dentro de las cochiqueras para ver el estado de cada una de ellas manteniendo un contacto más físico.

Fuente: http://www.navarraagraria.com


FerberCons:

 


NAVE_CEBADERO_PORCINO_NOVALES_1

Usted, en calidad de ganadero, desempeña un papel integral de bioseguridad en su explotación. De hecho, como dueño de animales, es en definitiva responsable de prevenir la entrada y propagación de enfermedades animales en su explotación ganadera.

Si posee ganado, la bioseguridad significa tomar medidas para asegurarse de que existan buenas prácticas de higiene y que sean aplicadas por todas las personas que acudan a su explotación ganadera. Esto ayudará a prevenir la introducción y propagación de enfermedades animales. La eficacia de la bioseguridad le beneficia a medida que reduce la probabilidad de brote de enfermedades que podrían tener repercusiones negativas graves para su explotación ganadera y para sus beneficios: es mayor la productividad de animales felices y sanos. La buena bioseguridad también ayuda a disminuir los costes de tratamiento de enfermedades, a mejorar la eficiencia agrícola y a proteger las explotaciones ganaderas vecinas y el campo en general.

La bioseguridad puede marcar la diferencia entre salud y enfermedad. Por esta razón, los ganaderos que están auténticamente interesados por la salud, el bienestar y la productividad de sus animales se toman la bioseguridad en serio pues saben que hay también sólidas razones económicas para la prevención de enfermedades.

Bioseguridad en la práctica

Aunque no hay ningún programa para bioseguridad ‘de talla única’, existen estrategias generales de bioseguridad que pueden aplicarse a todos los animales, complementadas con medidas adicionales adaptadas a las especies y al sistema de cría utilizado.

Las medidas adecuadas de bioseguridad en las explotaciones ganaderas deben abordar factores muy variados, incluyendo: aislamiento de nuevos animales incorporados a la explotación ganadera y de animales enfermos; medidas de precaución referentes al movimiento de personas, animales y equipos; el uso correcto de piensos; y procedimientos de limpieza y desinfección de instalaciones, así como un buen programa para el control de insectos y roedores.

Sin embargo, la bioseguridad es más que un simple conjunto de prácticas: es más efectiva cuando se adopta como actitud respecto a las tareas y decisiones diarias de gestión. Si tiene en cuenta cómo prevenir mejor la propagación de enfermedades en su rutina cotidiana, puede ayudar a mejorar la bioseguridad de su explotación ganadera. De esta manera, la mejora de la bioseguridad le ofrece tranquilidad, ganado sano y mejor negocio.

Fuente: http://one-health.eu/ee/index.php/es/page/soy_ganadero/

FerberCons:

|Naves Industrilales|Naves ganaderas de Ovino |
Naves Cebadero de Porcino|Naves agricolas|
Naves de reproducción de porcino|

Un nuevo hallazgo permite aprovechar como aditivo aromático este residuo contaminante procedente de la producción de queso El lactosuero es un producto contaminante muy rico en lactosa que se genera como residuo durante el proceso de elaboración del queso. Esta sustancia, que alcanza un volumen de cientos de miles de litros al año en toda España, constituye un problema para el sector lácteo. Las pequeñas queserías deben contratar su recogida con grandes productores que disponen de plantas de tratamiento. En caso de verterse a los ríos, suponen un caldo de cultivo de bacterias que consumen gran cantidad de oxígeno, por lo que deterioran la calidad del agua. Expertos del CSIC han hallado una alternativa que permite aprovechar este residuo y formar compuestos químicos que se pueden utilizar tanto en la industria alimentaria como en la farmacéutica y cosmética.

Durante la elaboración del queso se genera lactosuero, un residuo muy contaminante de gran carga orgánica. Hay dos alternativas para su gestión: someterlo a transformaciones biológicas encaminadas a su descontaminación o usarlo como base para la producción de compuestos de interés. El grupo de investigadores del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos (IATA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) se ha inclinado por esta última opción.

Una nueva salida

Más allá de las soluciones biotecnológicas a las que se somete el lactosuero en la actualidad, se han buscado otras vías de salida a este residuo y se ha modificado la bacteria “Lactobacillus casei” mediante técnicas de manipulación genética. Así se ha logrado que dos compuestos químicos de uso común en la industria (diacetilo y acetoína) se produzcan como aditivos aromáticos.

Los investigadores han introducido un gen procedente de la bacteria del queso “Lactococcus lactis” y, al mismo tiempo, han anulado por mutación dos genes propios de “L. casei”. De este modo, se produce menos ácido láctico, aseguran los responsables del proyecto. La bacteria creada a la carta da un valor añadido al residuo y lo hace más rentable, ya que de él se obtiene diacetilo y acetoína. El primer compuesto químico se usa como precursor en la fabricación de fármacos, mientras que el segundo es un aditivo aromático de uso alimentario y cosmético.

Los resultados muestran el potencial de “Lactobacillus casei” para ser modificada y utilizada mediante fermentación en el aprovechamiento y revalorización de algunos subproductos de la industria alimentaria. El estudio se encamina hacia la mejora del rendimiento y la manipulación de esta bacteria para la síntesis de otros aditivos alimentarios, como el sorbitol, un edulcorante muy utilizado por su escaso valor calórico.

Sistema convencional

Hasta ahora, en las plantas de tratamiento de este residuo, y a través de un proceso de filtrado, se extraen las proteínas del lactosuero y se someten a permeado. Tras este proceso todavía es contaminante porque contiene bastante lactosa. En el permeado se introducen bacterias lácticas, como “L. casei”, para que en la fermentación generen ácido láctico, que se usa en alimentación como acidulante y conservante, en la elaboración de cosméticos y en la producción de bolsas de plástico reciclables.

Este proceso, ya conocido, se ha desarrollado con un rendimiento muy alto en biorreactores de células inmovilizadas (a temperatura controlada) con cepas seleccionadas de “Lactobacillus”. En condiciones óptimas se obtiene una eficacia de conversión de lactosa en láctico próxima al 100%, con un alto grado de pureza.

Autor: Maite Pelayo
Fuente: http://www.consumer.es


FerberCons:


NAVE_CEBADERO_PORCINO_LECINENA3_1

Antiguamente en las granjas sólo trabajaban los miembros de la familia, pero la situacion ha ido cambiando y las explotaciones han tenido que ampliarse para hacer frente al aumento de los costes de producción y las continúas crisis de precios.

Hay circunstancias que hacen poco atractivo incorporarase al mundo de la ganadería intensiva. Esta actividad requiere una atención permanente a la granja y a los animales durante todo el año y el cumplimiento continúo de normativas sanitarias, medioambientales o de bienestar animal de la Unión Europea.

Iniciar una actividad ganadera requiere una gran inversión inicial, unos 240 mil euros aproximadamente, y normalmente una persona joven no puede permitírsela, a no ser que ese joven releve al anterior titular de la explotación que lo más común es que sea algún familiar.

La situación en el ovino es preocupante, porque la mayoría de los granjeros son personas de unos 60 años de edad.

En el sector porcino, la crisis de precios ha hecho que los ganaderos se hayan reducido en número hasta en un 50% , aunque afortunadamente el censo de animales se mantiene estable.

En la avicultura o en el área del caprino, la inversión inicial para comenzar la producción no es tan importante y esto hace que la perspectiva sea más optimista.

Ante estos factores, las bazas del sector ganadero son la producción de calidad y un alto valor añadido, sin olvidar el intento de acceso a las ayudas o subvenciones de la Administración para la construcción de granjas o naves agrícolas.

INDUSTRIAL_VILLAMAYOR_1
Una nave industrial se construye en un terreno autorizado, conocido como polígono industrial, habilitado y equipado por el respectivo Ayuntamiento con una serie de servicios comúnes: abastecimiento de luz, agua, teléfono, buena comunicación con carreteras, etc.

La realización de una nave industrial precisa de unos trámites legales previos: un Proyecto, elaborado por un ingeniero o arquitecto competente, y un Pliego de condiciones, que determina el uso y dimensiones de la nave.

En el Pliego de condiciones figurarán las condiciones generales del Proyecto, aspectos normativos a considerar por las empresas que intervengan, listado de planos, y también las especificaciones técnicas, materiales y equipos y el proceso de realización o construcción del proyecto a partir de los materiales.

Los elementos de una nave industrial son:

- el solar: lo ideal es ubicarlo en una zona que tenga buenos accesos y disponga de electricidad, teléfono, agua, red de saneamiento. También hay que hacer un estudio geotécnico que incluya trabajos sobre movimiento de tierras

- cimentación: su misión es transmitir las cargas de la edificación al suelo. La resistencia del suelo es menor que los pilares o muros que soportará, por lo que el área de contacto entre el suelo y la cimentación será proporcionalmente más grande que los elementos soportados.
La cimentación más recomendable es un sistema de zapatas de homigón armado uniendo las zapatas mediante vigas riostras.
El hormigón armado es hormigón reforzado con barras o mallas de acero, llamadas armaduras, también es posible armarlo con fibras, tales como fibras plásticas, fibra de vidrio, fibras de acero o combinación de barras de acero con fibras.
El hormigón pretensado es aquel al que se le introducen refuerzos de compresión mediante cables o alambres de acero previamente tensados.
Una vez concluida la cimentación se procede a realizar las canalizaciones y el acondicionamiento del suelo.

- estructura: La estructura metálica es la parte de cálculo de ingeniería más delicado de una nave industrial. Existen estructuras metálicas o pórticos de geometría variable, de tipo tubular, pretensada, celosía, perfil de sección variable.

- cubierta o tejado: Destacan en la cubierta los sistemas de sándwich y los de panel de poliuretano inyectado.
El sistema de sándwich consiste en realizar el montaje en la misma obra, colocando una primera chapa sobre la estructura, luego el aislamiento térmico, generalmente de fibra de vidrio, y una última chapa por el exterior
En el sistema de poliuretano inyectado, el sándwich se realiza en fábrica y en la obra se coloca de una sóla vez, en este caso el aislante térmico es poliuretano.

- paredes: para su construcción se pueden utilizar 3 tipos de materiales diferentes: paneles de hormigón, bloques de hormigón o paneles de chapa grecada. También pueden utilizarse paneles translúcidos.

- equipamiento: dependerá de la clase de nave industrial que se realice. Los equipamientos complementarios serán la climatización, seguridad, ventilación, iluminación, puertas de acceso y control, instalación eléctrica

Ferber cumple estas formas de construcción y realiza una cimentación con zapatas y riostras , una estructura de vigas delta soportadas por pilares prefabricados de hormigón, un cerramiento con panel prefabricado con aislamiento de poli estireno expandido y la cubierta tipo sándwich.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.