nave-en-construccion2

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Martín Soler, ha presentado en Almería el Programa de Fomento de Naves Industriales, una iniciativa que pretende impulsar la construcción de este tipo de infraestructuras en Andalucía y que cuenta con una inversión de 54 millones de euros para promover la creación de 600.000 metros cuadrados de suelo industrial en la comunidad.

Soler ha explicado que desde que en el mes de junio comenzara a funcionar esta iniciativa, el programa cuenta ya con 927 actuaciones o naves comprometidas, que suponen 188.000 metros cuadrados que movilizarán una inversión de casi 90 millones de euros. De ellos, 31 millones serán incentivos aportados por la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA).

En aproximadamente un mes de funcionamiento del programa, la Consejería de Innovación ha alcanzado el 40% de la inversión privada prevista y el 30% de la previsión total de metros cuadrados. El objetivo del Programa de Fomento de Naves Industriales es facilitar la implantación de empresas en espacios productivos de Andalucía, apoyando proyectos de instalación o traslado de firmas a naves industriales a un precio asumible, en suelo industrial con calidad y servicios de excelencia.

El programa sirve además de estímulo para la consolidación de los espacios productivos donde se aplica, permite dinamizar el sector de la construcción y crear empleo derivado de la instalación de nuevas empresas.

Este programa, que se enmarca en la Orden de Incentivos a la Innovación y el Desarrollo Empresarial, se articula a través de la firma de convenios entre la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y los ayuntamientos interesados de toda Andalucía, que pondrán a disposición de los promotores suelo de sus espacios industriales y parques empresariales donde poder construir naves de entre 150 y 2.000 metros cuadrados.

La Consejería de Innovación, a través de la Agencia IDEA, impulsa la construcción de naves en los suelos cedidos por los ayuntamientos y las ponen a disposición de las empresas interesadas en trasladarse o instalarse en las mismas. Además, las empresas interesadas pueden optar a incentivos a la adquisición, anticipos, incentivos reintegrables o subsidiación de los tipos de interés.

Se trata de dotar a un conjunto de empresas de naves con una superfice comprendida entre 150 metros cuadrados y 2.000 metros cuadrados. Cada proyecto debe contemplar la construcción de, al menos, cinco naves. En total, el programa prevé la construcción de 600.000 metros cuadrados de naves industriales, que movilizarán una inversión privada de 210 millones de euros y crearán puestos de trabajo en los municipios derivados de la instalación de empresas.

Incentivos a las empresas

El Programa de Fomento de Naves Industriales está dirigido a todas las empresas andaluzas o con sede en Andalucía, especialmente a pymes, que deseen desarrollar proyectos de creación o traslado, ubicación de proyectos promovidos por jóvenes empresarios, empresas de excelencia empresarial a través de la innovación o de sectores productivos específicos de carácter estratégico.

Las firmas que adquieran naves industriales desarrolladas a través de esta iniciativa pondrá solicitar incentivos directos a fondo perdido, que pueden alcanzar hasta un 35% sobre la base incentivable, sin exceder el valor de 500 euros/m2 techo nave (incluye el suelo) para actuaciones en áreas metropolitanas y 400 euros/m2 techo nave en el resto.

Además, los proyectos promovidos por jóvenes emprendedores y mujeres pueden optar a un 20% adicional sobre esa base incentivable. Además, las empresas solicitantes pueden acogerse a otros instrumentos financieros como anticipos, de los que se podrán conceder hasta un 50%, previa solicitud y presentación de la formalización de la compraventa de la nave; incentivos reintegrables, a los que podrán acogerse los proyectos promovidos por jóvenes emprendedores y mujeres (hasta un 10% fijo de ayuda reintegrable sobre la inversión total incentivable), y la subsidiación de tipos de interés de la operación crediticia, garantizándose como mínimo la subsidiación de tres puntos.

Una vez aprobado el incentivo solicitado, las empresas disponen de 12 meses para formalizar la compraventa y de 24 meses para solicitar la licencia de actividad. Además, la ocupación de la nave deberá ser efectiva durante al menos cinco años.

Entre las ventajas que presenta este programa para las empresas destaca la eliminación de las gestiones al comprador, ya que se trata de una iniciativa “llave en mano”, además del acceso a suelo industrial a precio asequible y la posibilidad de beneficiarse de incentivos a la inversión.

Asimismo, el Plan permite dotar a los municipios de infraestructuras de calidad a precio muy competitivo, mejorar las condiciones urbanísticas mediante la consolidación del suelo industrial y la liberación de espacios en casco urbano municipal, potenciar la creación de empleo mediante la creación de nuevas empresas, dinamizar el sector de la construcción y mejorar el impacto medioambiental de su tejido industrial, al extraer del casco urbano actividades contaminantes.

Fuente: http://www.juntadeandalucia.es


FerberCons:


Anuncios